miércoles, 28 de septiembre de 2016

Sota.

Con los ojos color sangre 
andas a tientas con miedo,
el tacto de tu tez 
frío como el hielo;
Congelando el tiempo 
haciendo los sueños eternos.
Ya que despierta también te sueño 
pero por lo menos en cama
te tengo. 
Con la sonrisa como la Luna,
tan llena iluminando lo más oscuro.
Cuando ésta sale
en mi amanece un nudo.
Pensándote en vida,
respiro en tu cuello,
cuando el sol ya sale
simplemente me pierdo.
Y te espero 
cuando la luz son apenas rayos
con el pecho cerrado
y el humo flotando. 
Me alejo despacio,
sin querer mirar hacia atrás 
por si tu mirada se cruza con la mía 
y me derrito un poco más. 
Y no quiero despertar,
si supone esto,
morder el deseo
y dejarte marchar.

Datos personales

Mi foto

Básicamente escribo lo que pienso cuando no duermo.