domingo, 6 de diciembre de 2015

Color.

Rojo;
tus ojos dando una calada,
tus sueños cubiertos de nada,
tus palabras empapadas.
Morado;
tu piel bajo mi boca,
mis nudillos contra la roca,
tus miedos volviéndome loca.
Azul;
el sollozo que sale de ti,
la luz que en tus adentros vi
y ya no está, ni en mi.
Gris;
el cielo temiendo al silencio,
si digo que yo no temo, miento.
Tu y yo corriendo a contratiempo.
Blanco;
mi deseo pidiéndote,
mis ganas pensándote,
perdiéndote.
Naranja;
el cielo yéndose a dormir,  
ambos queriendo vivir
sintiendo que no sabemos sentir.
Negro;
adentro sin tu presencia.
Tus manos armándose de paciencia.
Mi tristeza encubierta.
Verde;
tu mirada haciendo que tiemble,
mis pulmones te sienten,
el tiempo que miente...
Sin color;
tus ojos dándome palabras,
mis lágrimas cansadas,
mi mundo sin nada.

jueves, 29 de octubre de 2015

A mano. II

Doce.
La tierra se cae a pedazos,
todo se quema a cenizas.
Estoy llorando sobre mis retazos,
la soledad me da caricias.
Trece.
El azul ahora es grisáceo,
el tiempo vuela por mis dedos.
El silencio se vuelve instantáneo.
A mi ya me inundan los miedos.
Catorce.
El sol ha empezado a salir
aunque vuelva a hacer frío de nuevo.
Por favor no te vuelvas a ir
por que poco a poco yo vuelvo.
Catorce y medio.
Intentar que todo vaya bien,
pero siento como tiembla el suelo.
Y ahora que no para de llover
ya no sé ni lo que quiero.
Hoy.
Todo ha caído otra vez.
Mi alma pide tu consuelo
aunque no lo vuelva a tener
a pesar de que ves como tiemblo.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Horas.

1:29 de la mañana;
sigues aquí dentro.
Sigues dentro como una enfermedad que nunca se cura,
sigo sintiendo tus dedos pasando por mi nuca.
2;34 de la madrugada;
te sigo viendo mientras das una calada.
Sigue tu mirada clavada en la mía,
seguirá el adiós que no dije cuando llegue el día.
3;12 antes del alba;
sigo queriendo irme a casa.
Sigue la horrible sensación de que ya estoy ahí,
sigo sin saber como me debo sentir.
4:40 en la aurora;
sigue el tiempo pasando lento.
Sigue tu risa clavada en mi pecho,
siguen tus palabras persiguiéndome como un eco.
5:02 en el amanecer;
sigue tu nombre en luces de neón.
Sigue mi mente sin dar para más,
sigo sin poder apenas respirar.
5:42 ya en el día;
sigo yo aquí,
sigues tu ahí,
sigue mi hogar tan lejos.

jueves, 6 de agosto de 2015

Palabras.

‘Ácariciame con puñales 
y mátame con palabras.'
Susurraste.
Y dije que te quería 
en vez de decirte adiós. 
Y ahora 
te estoy escribiendo otra vez; 
porque nos maté 
y el asesino siempre vuelve 
a la escena del crimen. 
Me pediste actos 
ya que odiabas mis palabras 
y ahora no sé donde estás tu, 
ni se dónde estoy yo;
por que como Ícaro salí volando 
persiguiendo al sol. 
Hechos pediste 
y yo por ti me desangré en papel 
diciendo todas tus palabras 
que yo por ti callé. 
Pediste silencio 
y yo como un niño asentí,
pidiendo turno de palabra 
para hablar de lo que me hiciste sentir. 
Pediste acción 
y me encontré
extrayéndome el corazón 
por no articular palabra 
que este provocó. 
Pediste que no dijera nada 
sobre ti 
sobre mi 
sobre los dos 
y ahora solo quiero palabras. 
‘Ácariciame con puñales'
susurraste 
y las marcas en tu piel 
me hacían llorar
más que mi voz 
pidiendo perdón. 

lunes, 1 de junio de 2015

A mano. I

Dime, 
si esto
es infinito, 
¿por qué
nos ponemos
límites? 
Dime, 
si no 
tenías 
miedo 
¿por qué 
no saltas? 
Dime, 
si esto
es vida
real 
¿por qué
no sé 
ser feliz?

lunes, 27 de abril de 2015

XIX.

Quizá tengas razón,
quizá esto es todo lo que puedo ser;
miedo,
perdón.
Quizá nunca crezca a la persona que quiero ser,
quizá nunca baile a tu son.
Quizá viva siempre encerrada,
puede que nunca vea salir el sol.
¿Cuánto me cuesta crecer,
cuánto cuesta el amor?
¿Cuánto cuesta vivir,
cuánto cuesta el valor?
¿Cuánto tiempo nos queda,
cuánto debo aguantar el dolor?
¿Cuántas horas seguiré escribiendo tu nombre,
cuánto va a durar tu sabor?
¿Cuánto debo oír tu canto,
cuánto quedará impregnado tu olor?
Siento ser yo la que te diga esto,
siento que haya tantos por.
Siento que tu seas mi lienzo en blanco,
siento querer ser tu pintor.

sábado, 28 de febrero de 2015

Respira.

Respira.
Sigue sonando despacio el tiempo.
Sigue exhalando aunque sea un momento,
aunque sea con ira.
Respira.
Sigue tu cerebro dentro del tarro.
Todas las canciones siguen sonando.
Sigue el viento que a las flores aíra.
Respira.
Que aunque todo parezca eterno
la madrugada a las seis termina.
Y respira,
que nada de esto deriva en el infierno.
Que tus ideas siguen con vida.
Respira.
Respira.
Respira.
Que no todo es querer y ser querida.
Que tu cuerpo será el único viajero,
que mañana el sol saldrá de nuevo.
Respira.

sábado, 17 de enero de 2015

Lo siento.

Lo siento.
Siento haberte dejado sin abrigo este invierno.
Siento haberme callado lo que nos mataba por dentro.
Siento no haber dicho lo desagradable que es este dolor en el pecho.
Lo siento, porque ahora te echo de menos.
¡Y qué si la vida nos separa un momento!
Para mi un momento es la vida en un corto plazo de tiempo.
Lo siento, lo siento, lo siento.
Nos he aniquilado con lo que sabemos que es incierto,
y ahora he empapado tu mirada
y el agua salada te va a ahogar 
si decides volver a parpadear.
Lo siento, lo siento, lo siento.
No puedo parar de pensar en nosotros y el tiempo,
intenso pero corto como un cometa en el cielo.
Has cosido las partes rotas con paciencia y consuelo,
te lo pago descosiendo lo que una vez quise arreglar entero.
Lo siento, lo siento, lo siento.
Nuestro cielo ahora no brilla en rosa,
nuestros sueños han volado hasta caer rendidos.
Ya no querrás leer estas prosas,
y es porque ahora entiendo lo que no he entendido.
Lo siento, lo siento, lo siento.
Haz lo que quieras con mi disculpa,
si fuera por mí ya estaría flotando en el vacío.
Yo ya he perdido en esta lucha,
te prometí que de todo saldríamos.
Lo siento, lo siento. lo siento.
Nos he perdido.

Datos personales

Mi foto

Básicamente escribo lo que pienso cuando no duermo.