lunes, 13 de octubre de 2014

Porqué.

Te escribo hoy, para que vivas para siempre.
Porqué este silencio ensordecedor, es la definición de "inmortalidad."
Porqué este caos, algún día será un puzzle de dos mil piezas.
Porqué tengo dolor de estómago de tanto reír, y las mejillas coloradas.
Porqué mis ojos ya no dicen adiós, si no que dan la bienvenida.
Porqué disfruto con las bandas sonoras que constantemente rondan mi cabeza,
que ahora son canciones que me recuerdan lo genial que es la primavera.
Porqué me gustan los ojos que brillan y que tienen algo que decir.
Porqué estoy viva, al menos hasta lo que sé, lo estoy.
Porqué lo esencial es invisible a los ojos, y eso solo me hace querer buscarlo.
Porqué no sé nada pudiendo saberlo todo.
Porqué se me ha olvidado donde estoy y tengo que aprender a aprender.
Porqué es afortunado en el amor, aquel que se ama.
Porqué la curiosidad mató al gato, pero yo sigo aquí.
Porqué una simple palabra no puede definir un alma entera.
Porqué nunca se sabe si el amor está a la vuelta de la esquina, o hay que recorrerse toda una calle para encontrarlo.
Porqué la vida no es tiempo, si no certeza.
Porqué.
No sé, te escribo porqué quiero vivir para siempre.

Datos personales

Mi foto

Básicamente escribo lo que pienso cuando no duermo.