sábado, 7 de octubre de 2017

Niña

Niña, niña...
No temas más,
prometo que es mucho mejor
lo que viene detrás.
Ahora el Sol no se pone,
hasta que te vas a dormir;
y se despierta radiante
por verte sonreír.
Niña, tranquila,
ahora puedes volar,
te están saliendo las alas
que te querías cortar.
Y ahora el tiempo corre 
detrás de tí,
empujándote
a lo que es vivir.
Niña, descansa...
en la cima te me mece el viento,
con delicadeza,
no como el del tormento.
¿Sientes la libertad en el pecho?
Respírala bien,
llévatela al lecho.
Niña, ¡disfruta!
Ahora que ya no llueve,
salta en los charcos
antes de que el cielo abreve.
Este es tu premio, niña, el amor...
mírate al espejo
y ama tu propio sabor.
Niña, recuerdálo:
ahora todo coopera...
Ha merecido la pena
toda esta espera.

miércoles, 11 de enero de 2017

En un autobús I.

quise decir
que me amaba...

pero para yo amarme,
debías quererme
y demostraste 
que que yo me amara
no significaba 
absolutamente nada
por que sólo querías amarte 
y sentirte amado,
y yo te amaba tanto que dolía 
y te amo
pero no es el amor que querrás sentir.
y siento tanto
amarte.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Sota.

Con los ojos color sangre 
andas a tientas con miedo,
el tacto de tu tez 
frío como el hielo;
Congelando el tiempo 
haciendo los sueños eternos.
Ya que despierta también te sueño 
pero por lo menos en cama
te tengo. 
Con la sonrisa como la Luna,
tan llena iluminando lo más oscuro.
Cuando ésta sale
en mi amanece un nudo.
Pensándote en vida,
respiro en tu cuello,
cuando el sol ya sale
simplemente me pierdo.
Y te espero 
cuando la luz son apenas rayos
con el pecho cerrado
y el humo flotando. 
Me alejo despacio,
sin querer mirar hacia atrás 
por si tu mirada se cruza con la mía 
y me derrito un poco más. 
Y no quiero despertar,
si supone esto,
morder el deseo
y dejarte marchar.

lunes, 18 de abril de 2016

Eme.

Merecer;
merecerte tanto que te pueda llegar a querer.
Querer;
puedo llegar a quererte tanto que empiezo a temer.
Temer; 
temiendo que un día te pueda perder.
Perder;
perder el juego que empecé al tus manos coger. 
Coger;
la botella medio llena y ver como empieza a caer.
Caer;
yo por ti, como cristal que se quiere romper.
Romper; 
rompiendo esquemas al tus labios morder.
Morder; 
sin las consecuencias querer ver.
Ver; 
el tiempo pasando y yo sin entender.
Entender;
como es que yo te puedo merecer.

sábado, 2 de abril de 2016

minúsculas.

efímero,
como el fuego en una cerilla,
como tu cuerpo viviendo en euforia,
como el tiempo volando con ira,
como tu nombre en mi memoria.
(miento)
si digo que no veo la tormenta,
que no estás en mi verso,
que mis manos no tiemblan el daño,
que no te pienso.
(duele)
ver tu alma 
en cada uno de mis movimientos.
pensar que te siento;
pero no que te tengo 
(¿y porqué yo...?) 
tener, te tengo tanto miedo,
te pido perdón por decir te quiero,
siento tanto el echar de menos;
quemas tanto a fuego lento...
(no)
me prometí que no volvería a escribirte;
pero aquí estás...
prometí que nadie volvería a herirte;
pero aquí estoy.
(lo siento)

domingo, 6 de diciembre de 2015

Color.

Rojo;
tus ojos dando una calada,
tus sueños cubiertos de nada,
tus palabras empapadas.
Morado;
tu piel bajo mi boca,
mis nudillos contra la roca,
tus miedos volviéndome loca.
Azul;
el sollozo que sale de ti,
la luz que en tus adentros vi
y ya no está, ni en mi.
Gris;
el cielo temiendo al silencio,
si digo que yo no temo, miento.
Tu y yo corriendo a contratiempo.
Blanco;
mi deseo pidiéndote,
mis ganas pensándote,
perdiéndote.
Naranja;
el cielo yéndose a dormir,  
ambos queriendo vivir
sintiendo que no sabemos sentir.
Negro;
adentro sin tu presencia.
Tus manos armándose de paciencia.
Mi tristeza encubierta.
Verde;
tu mirada haciendo que tiemble,
mis pulmones te sienten,
el tiempo que miente...
Sin color;
tus ojos dándome palabras,
mis lágrimas cansadas,
mi mundo sin nada.

jueves, 29 de octubre de 2015

A mano. II

Doce.
La tierra se cae a pedazos,
todo se quema a cenizas.
Estoy llorando sobre mis retazos,
la soledad me da caricias.
Trece.
El azul ahora es grisáceo,
el tiempo vuela por mis dedos.
El silencio se vuelve instantáneo.
A mi ya me inundan los miedos.
Catorce.
El sol ha empezado a salir
aunque vuelva a hacer frío de nuevo.
Por favor no te vuelvas a ir
por que poco a poco yo vuelvo.
Catorce y medio.
Intentar que todo vaya bien,
pero siento como tiembla el suelo.
Y ahora que no para de llover
ya no sé ni lo que quiero.
Hoy.
Todo ha caído otra vez.
Mi alma pide tu consuelo
aunque no lo vuelva a tener
a pesar de que ves como tiemblo.

Datos personales

Mi foto

Básicamente escribo lo que pienso cuando no duermo.